jueves, 5 de abril de 2012

El poeta


El poeta
                Expande su néctar
                                                Sobre
La amarga costumbre de
Bilis cuajada;
                                Cabalga en el camino quimérico de
                                “Tanto jamas y ningún siempre”.

El Poeta
                Deja inerme a la Muerte con su pluma,
                Desafía al naufragio de las almas,
Sumergiéndose
Donde las esencias
                                Marcan los latidos...
                                                                ...azotando
muchedumbres solitarias
                                                que entrelazan
                                                sus piernas
                                                bajo
                                                                los puentes.

El Poeta
                Se inunda de vida y nada ... y nada
Logra ahogar su letra
                Ni borrar su tinta.

El Poeta
                Cabalga en nuestros sueños;
Y mucho mas allá de la quimera
Y mucho mas acá de la conciencia misma
                                                                                EL POETA
Digo bien,
                EL POETA,
                                hace latir
desde la tumba abierta
                                                de su propia vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

MIS BLOGS PREFERIDOS

Seguir por correo electrónico