domingo, 22 de abril de 2012


Lluvias de mañanas
pronostican los Dioses
                        para mi desierto.


Vientos de ayeres apaciguados
me aguardan
al final de la senda....


La tormenta disipo las nubes negras
en el fondo de la herida.


En los cielos,
                   sobrevuelan 
                   los fantasmas del olvido
                   los demonios de mis miedos;


En los cielos,  se esfuman
                                 uno 
                                   a
                                 uno
                     mis lamentos...


Cómodamente espero,
Tatuando las paredes de esta celda
                                  con la sangre 
                                   del recuerdo...


                        .....


No hay mas...-dijo la voz-
No hay mas tiempo –repitio mi alma-


.....


Lluvias de mañanas
pronostican los dioses
                        para mi desierto....




Mientras en la puerta misma
del infierno,
trato de encontrar 
la llave del Mandala;


                             Para no sentir
                             que ya no hay  nada....


                             Para no sentir,
                             que nuevamente
                      he muerto....

No hay comentarios:

Publicar un comentario

MIS BLOGS PREFERIDOS

Seguir por correo electrónico