jueves, 5 de abril de 2012

Mi propio sueño....


Miserable... Impar,
                                El Cuervo
Abre sus alas hacia el Ocaso,
Y el Sol lo castiga con la simplicidad
De un instante.

                (Voraz;
                                imborrable momento
de lluvias eternas y besos eclipsados)

El Cuervo, se mece entonces
Sobre una línea implorada por el Verbo.

Y el Cuervo, entonces, es amo
                                                Y es dueño
Del Mandala que forjamos
Por entre sus propios sueños...

Y el Cuervo es ave y alma
                       Es hinchazón y es cuerpo...

Y es mortal (nunca eterno)
Pues se deja caer ante la duda implorante de este,
                                                                                                Mi propio sueño....

No hay comentarios:

Publicar un comentario

MIS BLOGS PREFERIDOS

Seguir por correo electrónico