domingo, 22 de abril de 2012


Navego las aguas de este Océano,
                                        desierto
                                        de soles tibios....


Las olas son manos que exhiben
                                           ausencias
                                           y partidas,
                                          que se abrazan
                                                    al pasar de mi barco.


Busco la tormenta que escupa
                           por mis ojos,
                                             el musgo crecido
                                             en las lagrimas contenidas...


Busco la mano que
                   tuerce
                   constantemente,
                   los puentes de mi camino.


                              ......


Y no encuentro en los ojos
                        del silencio
                        el grito helado de mi hastío.


Y no encuentro en las venas 
                             de este cuerpo
                             la sangre viva que murmure,
                                             siquiera,
                                             el dolor de los aullidos


                              .....


      -Mi viento y yo estamos descalzos,
       Y navegamos, juntos,
                                        rumbo el olvido...-

No hay comentarios:

Publicar un comentario

MIS BLOGS PREFERIDOS

Seguir por correo electrónico