jueves, 5 de abril de 2012

Para comenzar a ser vivido...


Un alma mutilada se eleva sobre el pináculo
De los delirios.
                Un corazón inerme, vítreo,               
                                                                Marca los estertores
De este mundo aun sangrante.

                                (El cuerpo destiñe, los ojos se queman)

                La vida escapa; como escupida
Por los ataúdes puestos en cruz
Sobre el umbral del Tiempo.

                                (Ya no hay pasado,
                                  no hubo presente)

                La bilis empapo la arena de los relojes sagrados.

Ahora,
Los Faraones amontonan en sus hoteles
A los numerosos “suicidados por la sociedad”.
Las esfinges cambian de formas.
El espíritu se mueve dentro de un vientre pronto a parir,
Y una vieja alquimia de sueños
Se lleva a cabo entre nosotros...

                Mientras tanto:
Un Fénix convertido en cenizas
Se debate entre el todo y la nada,
Entre ángeles fratricidas y
                                                Demonios limosneros...

                La mente estalla...
                                                La vida fluye de las manos desatadas,
                                                Las miserias atestiguan en el juicio
A los suicidas sin causa...

                La Vida esta allí...
                                                Los latidos murmuran
Verdades gritadas hoy,
         antes calladas. Todo esta dado...

Este Mundo voluntariamente sibilino
Se ofrece (virgen)
                                Para comenzar a ser vivido...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

MIS BLOGS PREFERIDOS

Seguir por correo electrónico