domingo, 22 de abril de 2012


Pendulan mis manos en el ocaso del día...


Busco a oscuras la grieta
                         del alma
                         donde yace la angustia.


Tacto la herida formadora de lluvia
                parturienta de agonías...


Busco en el abismo de mi carne
                            el grito sordo
                            que convulsiona
                            los volcanes de la sangre...


             - La brújula de mi alma extravió su norte
                                 en un monte de  penumbras...-



Pendulan mis manos en el ocaso del día...


...Talla tu nombre el viento,
            sobre los brazos abiertos
               del alma mía...

1 comentario:

MIS BLOGS PREFERIDOS

Seguir por correo electrónico