viernes, 11 de mayo de 2012


Un acorde se eleva al cielo…..
Y se abren las nubes como
se han abierto las aguas de aquella Biblia…
Caminamos por la cornisa
Del tiempo pasado;
La cornisa del eterno presente….


Caminamos con una mochila
cargada de recuerdos vivos,
              de memoria ardiente…
Caminamos el sendero
                                de la sangre;
Soñamos el futuro de los sueños;


Somos carne,
             nos sabemos envase
             de un alma que se escapa de repente
             hacia el infinito,
             buscando la fisura de esas nubes
                                                         paridas senderos,
            cada vez
            que un acorde
            nos congela el aliento;
                                                 Aproximándonos 
                                                 un instante más
                                                                 Hacia el infinito….

No hay comentarios:

Publicar un comentario

MIS BLOGS PREFERIDOS

Seguir por correo electrónico