miércoles, 19 de diciembre de 2012

" Aceldama "


Inconformable - como la sed soñada -
bebo todos los mares de la soledad,
                                            para morir sediento…

Qué cruz han extirpado, de mi espalda en llamas,
Oh!  Dioses,
                 Impíos Dioses, habitantes de la Nada?

                     Mi piel se agrieta;
                 Se deshilacha mi carne,
                como ofrenda al Infierno
                que mis manos han moldeado
                                                  en el desierto…

                 Déjame caer, Satán!
                Déjame caer aún más,
                                     en los valles de Aceldama

Mi cuerpo arderá,
a la derecha del espejismo
                                   de tus manzanas;
Mis labios, como dagas, señalará mi sombra,
                                                  -  Hasta crucificarla…-

                   Déjame caer. (Aún más)
             Aún más en el centro de Aceldama…

Reptaré
sobre el campo de sangre que es mi cuerpo,
y del lodo de las  venas, emergerán mis manos,
para clavarse – como rayo – en tus entrañas,
                      Arrancando
El excremento que late del lado izquierdo;
                          Allí,
                         Donde debiera haber una razón;
                        Donde mi instinto dice
                                                   que no hay NADA.

                   Déjame caer, Satán!
Déjame verte sediento, arrastrándote por Aceldama...

    - Mis manos saboreará la sangre de tu sed…
      Mis manos beberán el agua
                                            de la venganza…-

No hay comentarios:

Publicar un comentario

MIS BLOGS PREFERIDOS

Seguir por correo electrónico