domingo, 13 de enero de 2013

" Vecina "

                   Veme, aquí, arder! Al borde de los Infiernos!

                    Qué caminos has surcado, con el filo de tu daga,
                                                               / en los vértices arenosos
                                                                      del pantano de mis venas?

  Perdición de la Serpiente!                       Incendio de mis aguas!         
                                 
                               - Laberinto de demencia -

                                Ah!   Mi grito se atraganta
                             en las llagas que en mis manos
                                 va cavando tu ausencia…

                            P E R E G R I N O   E T E RN O  
                            D E   L A   I GN O R A N C I A

    El cielo se abre ante mí.                         El espejo  escupe verdades.
        ( O se cierra? )                                          ( O se calla? )

               Veme, aquí, arder! Al borde de los Infiernos!

                            Y déjame ocultar mi cuerpo!
                       – Bajo tus ojos, lejos del fuego
                                                         / de la inocencia –

                 Y déjame sentir mi Nombre como un secreto!
                         
                        -  Así, como el Himno oculto,
                                  de la música  de la blasfemia… -

2 comentarios:

  1. Poeta !! Ud. tienta hasta ...el mas puro sentimiento, el mas ciego y el mas gélido !!maravillas hace con las letras...quisisera ser su vecina para adueñarme de ellas, las poesías... y hacer dagas filosas para clavarlas en mi cuerpo.

    ResponderEliminar
  2. - Laberinto de demencia -

    Ah! Mi grito se atraganta
    en las llagas que en mis manos
    va cavando tu ausencia…!

    El cielo se abre ante mí. El espejo escupe verdades.
    ( O se cierra? ) ( O se calla? )!buen poema valva!

    ResponderEliminar

MIS BLOGS PREFERIDOS

Seguir por correo electrónico