domingo, 14 de abril de 2013

" Distorsión "

Shh!
No levantes ya la voz en el entierro
                                               de mi aire onírico…

Dejemos que las musas lloren juntas
la sequía de sus nubes de promesas…

No muevas un centímetro tu cuerpo
hacia fuera de este abismo…

No digas nunca.
No digas siempre.
No digas ahora;… No digas.

Deja que el silencio sea manta
                               que entibie
                               los glaciares…

Que los ojos se antorchen
                          en la noche
                          sin plegarias….

Shh!
No levantes la voz… solo observa:
…Mi piel cae como escamas,
                          dispersándose
                               sobre la sombra…
…Fuera de mí:
Mi garganta busca el aire,
que le escupa ese grito
que dormita en su sueño!!!
                                          " Soy la piedra
                                             en el zapato
                                             de la imagen
                                                           del espejo…"
 
Soy el habitante del Otro Lado;
El alquimista de Dolores;
Inquilino de mi Infierno…

Recito de memoria
las heridas que la sangre
me repite en cada verso…

Soy la llaga en mi cuerpo;

El reflejo de verdades
que me callas en silencio…

Shh!
No levantes ya la voz …
Solo escucha mi murmullo,
que replica como eco :
                                         " Soy la mugre
                                            en la uña
                                            de la garra
                                                         de mi muerte…"

                               -   Pesadilla de mis musas;
                                   Distorsión de mis espejos… -

6 comentarios:

  1. Hola Germán ¡qué bueno descubrirte!
    No sé mucho de poesía: me llega o no. Tampoco se encuentra en Internet demasiada calidad.
    Fue un gusto leerte y lo seguiré haciendo.
    Saludos de una ítalo-porteña.

    ResponderEliminar
  2. sin levantar la voz...en silencio. Cordialmente. Lucrecia.

    ResponderEliminar

MIS BLOGS PREFERIDOS

Seguir por correo electrónico