lunes, 10 de junio de 2013

" E x ŏ d u s "

Tocando fondo…
El techo del Cielo que me albergaba   s e   d e s h a c e   en los bordes de los
                                                                                                              / sueños…
             Ah! Bella insomne –dormida  en la faz oculta del espejo –
                                               ¡Danza conmigo!
                      ¡Danza a la par del llanto seco de mis muertos!
 ¡Danza sobre la hoguera, donde se escurren, los murmullos enmohecidos del
                                                                                                            /Nacimiento!
Tocando fondo…
Un febril vestido de hojas secas, s e   a d h i e r e , cual encaje,
                                                           al contorno fantasmal de tu no-cuerpo…

¿Creeré, ahora, en el Viento? – Mi desierto ahogado me figura que no existe…-
¿Creeré, ahora, en mis Vuelos? – Mis pies descarnados muestran la Tierra,
                                                                                        adherida a sus raíces…-

        Ah! Bella sonámbula – tatuada en la médula de todos mis huesos –
                                            ¡Danza conmigo!
                    ¡Danza a la sombra del incendio de los miedos!
Una lluvia de mieles  caerá, sobre el baile desorbitado de nuestros cuerpos;
Un estruendo de ayeres cantará, cada cual y cada uno, de los recuerdos…

Tocando fondo…
El fantástico éter musical de tus palabras, huye de este aire, exiliándose
                                                                          en los estertores de mi aliento…

¿Creeré, ahora, en el Tiempo? -Un desangre de relojes se licua entre mis manos -                                                                                              
¿Creeré, ahora, en los Dioses? – Un enjambre de cruces rotas, me escupen
                                                                                                       / el  desengaño -
Tocando fondo…
El techo del Cielo que me albergaba   s e   d e s h a c e  en los bordes de los
                                                                                                                  / sueños…
                                       ¡Danza Conmigo!
                ¡Danza conmigo!  - mi pequeña Muerte Muerta –
         En la palma de mis manos, aguarda nuestro Caronte,
 esperando navegar  c o n t r a c o r r i e n t e,  hacia el inicio Virgen 
                                                                                                    /del Nacimiento.
             

No hay comentarios:

Publicar un comentario

MIS BLOGS PREFERIDOS

Seguir por correo electrónico