miércoles, 2 de octubre de 2013

" Dr. Caligari "

Amapolas.   Mis jardines son, un sinfín de Amapolas.

¡Dame, Césare, la gracia de la sangre tibia!
¡Dame, Cesare, la gracia,  de la inocencia del sinsentido!

Sonámbulo del suelo de todos los Cielos.
Durmiente del Cielo de todos mis sueños.

Cesare.             Cesare.            Cesare.

Mi jardín es un paraíso oceanizado de Amapolas.
Mi desquicio,  es el desierto donde el agua las semilla.

Y  yo,  aquí, Cesare!           - ¡Y yo, aquí! -

¿Cuántas muertes debemos matar, para vivir la brújula de los insomniados?
¿Cuánto insomnio debemos vivir, para  morir la noche de los anestesiados?

Amapolas libres de mis neuronas.   (Leche tibia de la memoria.)

¡La Sangre aquí, Cesare!    -  ¡Aquí la sangre! –
¡Adorméceme!    - Pero no quieres hacerlo –
¡Adorméscote!   - Pero no quieres que lo haga –

Pero el jardín…    (Amapolas)… Pero el dolor…    (Amapolas)
Pero, no queremos.
-Pero, el sueño.-                             - Pero, la sangre.-
  Pero los “peros” de “peros”…. ( Y el más “pero”, Es Tán Lindo…)

A  M  A  P  O  L  A   S

¡Mátame, mi Cesare inconformado!
¡Mátame dentro del sueño donde mis huellas te han abortado!

Yo caminaré, sonámbulo, hacia mi propio Sepulcro,
                                                                      - a  fuerza  de  sueño -
                                                                       I  n  s  e  r  t  a  d  o
                                       En mi jardín de Amapolas.
                                                                    En los bordes de Nuestros Mundos…
Lee-Jeffries

2 comentarios:

MIS BLOGS PREFERIDOS

Seguir por correo electrónico