lunes, 11 de noviembre de 2013

“ Shekináh “

Y serás El Iluminado  - sin tener certeza aun de serlo -
El Iniciado.
El Nombrado con el Nombre que no se Nombra.

Beberás tu sangre, destilada por los espejos
– Una vez,  y otra vez;
                                           ...  y tal vez otra –

- Un rayo de fuego grabará tu Alma,
con la agonía  invisible de los eternos 36.-

¡Ah!
¡Los Cielos se abrirán con el llanto de tus manos amputadas!
Y serás Hielo incandescente.
Dolor y Calma.
Hallazgo y Misterio.

Y serás El Iluminado. El Glorioso.
El engendrado en el vientre de la Noche sin Mañana.

Nacerás – continuamente – hasta habitar  el Centésimo Nombre.

- Un rayo de bastardía te parirá,
para morir sobre una cruz hecha de versos. –

Sabrás de tu condición de enjaulado y cancerbero.
Sabrás de la herida y su cura.   De la máscara y el reflejo.

Te sabrás hijo del Dios,  al que el óxido de la muerte
ha dejado al descubierto.

Serás el insepulto.   El Nombrado en los sueños.    El cordero.
Sabrás de los secretos que engullen los espejos.
Sabrás de vos y de mí.

Y cuando lo sepas, Nacerás;
                                                            Y  habrás dejado de saberlo…
Fotografía: MISHA GORDIN

No hay comentarios:

Publicar un comentario

MIS BLOGS PREFERIDOS

Seguir por correo electrónico