martes, 21 de enero de 2014

" Madresía "

- …Yo solo digo, que la poesía bulle entre tu sangre…- 

No digo que el marco de tu carne sea una guarda
sobrepoblada de flores.
Ni que la música acompañe tu llanto, convirtiendo tus lágrimas en bemoles...

Digo que la montaña no envidia nada de la roca acida de tus palabras.
Digo que el viento se aquieta – inerme-  ante el murmullo sordo de tus puñaladas.

Ah! Virgen pura, de las ciénagas de las desdichas!

¡Quisiera ya, el Océano, tener la sal escondida en tus lagrimas!
¡Quisiera ya, el Desierto, tener la soledad inexpugnable del reverso de tu Alma…!

Y yo no digo, que el llanto de tus manos no acribillen con su  tinta
la Soledad parida en cada encuentro. – No –

Y yo no digo que tu Sol, ni que mi Sombra. – No –
Yo sólo digo,  que tu esencia nos transmite el Verbo oculto de las verdades…

¡Ah! Virgen pura, de las ciénagas de las desdichas!

- Yo solo digo, que la poesía de las tripas, se cuece, entre tu sangre…-
Arte: António Pedro


1 comentario:

MIS BLOGS PREFERIDOS

Seguir por correo electrónico