domingo, 23 de marzo de 2014

" Mandragora "

¡Y yo aquí!
- Repitiendo a tu oído lo inefable -

Cardúmenes de sueños se han tejido
en el ovillo
de las pesadillas de lo grotesco.

Tu Alma sin mí.          Mi Alma sin vos.

-Una grieta que aúlla a la Luna sus pesares –
- Una herida que llora, extrañando al filo que la ha  parido llaga –

¡Alma del Nos!
En el silencio de la sangre, los suicidados baten palmas.

¡Alma de Nos!
En el grito de la carne, los bastarciados, piden calma.

¡Y yo aquí! 
- Repitiendo a tu oído, las cosas de las que nadie habla -  

¡Y yo aquí! 
Con las palmas de las manos plexas, sin saber digerir tu mirada.

¡Y todos nosotros aquí!

Y tus ojos allí, 
como pájaros rojos pariendo jaulas...


1 comentario:

  1. Esas miradas equivocadas, tan naturales, tan comunes.

    Se supera usted continuamente.

    ResponderEliminar

MIS BLOGS PREFERIDOS

Seguir por correo electrónico