viernes, 16 de mayo de 2014

" Insomniencias "

… Caleidoscopio de la insomniencia…

Un Dios ficticio –inventado/evocado, desde el principio –  deja a la luz del Sol, 
una chírrida flatulencia
que
P u l v e r i z a 
los Cielos limpios de cada hermano.

¡Ah!! Cruces que se cruzan el los cruces de la memoria!
¡Ah! Cristos cristianizados y muertos/vivos, según su historia!
                       La llave del tesoro no estaba allí…
La
llave
del
Tesoro
está 
en 
los náufragos…

¿Me das la mano? – Me diste la mano –
¿Me das el Alma? – Me diste el Alma –

Somos un conglomerado de penitencias  (nosotros, vosotros, ellos)
que se jactan
de ser
 los Anárquicos inquisidores de las miserias.

Somos:
Los Blancos Cruxados de “Las mil vergas”   (Salut, Apollinaire)

Somos la bestia que coagula sangre y oxigeno en los rincones ocultos de cada poema.
          - Una manzana venida sandia, a los pies desnudos de un sauce seco -

Nuestros dedos – como larvas – se enredan
 buscando 
La Nota
en el Arpa ajena.

No somos Ángeles. ¡No!
No somos Quimeras. ¡Menos!

Somos la pesadilla de los sueños implorados por el insomne.
                  - La visión del lago,  tras la montaña de mierda del desierto.-

Somos la lágrima inconclusa, de la impotencia del grito ahogado.

*“Hay hordas de chicos malos, con sus camperas de cuero,
                             Metales brillan al Sol,
                                  P r o v o c a n d o
                              E l   M u n d o   N u e v o ”
                                                                        ( * “Mundo Nuevo”
                                                                               Pappo’s Blues)
¡Ah!
¡Caleidoscopio de la insomniencia!

Un Dios sonámbulo, deambula por entre las venas
de las carnes
que
apaciguan
nuestro esperma.

Un Dios semi/crucificado
babea la baranda
de este Mundo      -Dando pena -

S O N A M B U L O S

No somos Ángeles. ¡No!
No somos Quimeras. ¡Menos!

Somos:
Los Blancos Cruxados de “Las mil vergas”   (Otra vez, Salut, Apollinaire)

Somos la bestia que acerca sangre y oxigeno a los rincones ocultos de cada poema.
   
Fotografia: "Prisioner"  MISHA GORDIN


  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

MIS BLOGS PREFERIDOS

Seguir por correo electrónico