jueves, 24 de julio de 2014

" Rehenes "

Somos rehenes de la misma sangre… - No me entregues…-

El miedo anida en el vientre infértil de mis noches.
Y tú vienes,  en silencio, hacia el vértice donde explota el gemido de las palabras.

¡Ah! Sirena naufragada en los mares de mi orfandad.
Hija del llanto.
Peregrina de los perdones.  – No me entregues… -

Tú llegas a la orilla del mar, en silencio, y los poemas no bastan.
Tú cantas la herida que yo callo.
(El dolor de ya no ser/La fisura de mi Alma)

La prepotencia del averno se ha abierto bajo mis huellas. ¡Oh, Princesa de las ausencias!
-Y mi llanto desnudo, Amor, y mi llanto descalzo…-

Del otro lado del espejo, mis manos descarnan el dolor de la transparencia.
Y todos sus colores son negros. Y  todos sus colores son blancos.

Tú vienes desde el nacimiento de la llaga de los tiempos, Hija del Viento.
Tú cierras la puerta hacia el otro lado, con la llave del silencio…

¡Ah! Princesa de mis orfandades… 
¡Quítame, a jirones, la carne ardiente de mis máscaras y mis disfraces,
Ahógame en sueño, el insomnio doloroso de las verdades.
Pero, No me entregues…

Sólo abre suavemente mi herida con tus labios nácar, Mujer,
Y en el inicio de mi llanto póstumo,
Y en el inicio de mi silencio estéril,
Báñate, desnuda de silencios, en mi sangre… Y  transítame…


1 comentario:

MIS BLOGS PREFERIDOS

Seguir por correo electrónico