jueves, 21 de agosto de 2014

******666******

Y… ¡Maldicion! – ¡Yo los conozco a todos!

Háblame de demonios nuevos, no de demonios que fagociten tus sienes, 
no de demonios que enternezcan la tortura.

Mis pies descalzos han transitado cada camino del infierno;
(He caminado  sobre las brasas de los muertos paridos,
 he hurgado en las lapidas  de los vivos insepultos, 
he sido parte del  aborto de ideas de los no-natos)

¿Y me hablas de un fantasma que se refleja en tu espejo?
¿Y me hablas de un mañana donde los héroes son nuestros ancestros?

¡Válgame DIOS! –Para risa me columpio sobre mis lamentos-
¡Válgame DIOS! – Para risa, dejo mi sangre chorrearse por entre mis huesos-

¡Lacérame aquí!  -Te ofrezco, virgen, el lado izquierdo de mi cuerpo!
¡Lacérame, aquí! – Te ofrendo, latente, la parte pensante de mi cerebro!

No me ofrezcas pausas indefinidas que los relojes no marcan porque no sienten.
No me ofrendes  nuevas vidas, porque a mi sangre no le mienten…

¡Dame un Pacto! ¡Maldicion! –Si es que eso te hace más fuerte-
¡Dáme un Pacto! ¡Perdición! –Si es que mis venas son tu plato-

Los Soles que he visto se ríen a carcajadas de las noches del olvido.
Las Lunas que he vivido, se contorsionan contra el Sol que he explotado.

Y… ¡Maldición!  ¿Me ofreces un Infierno de un solo fuego?
¿Me ofreces las llamas que ya has usado en los gemidos de mis sueños?

¡Válgame Dios!  -Qué poco –

Ante mis ojos han pasado cada uno de los círculos que Dante pinto de tu Infierno.
Ante mis manos han pasado cada una de las calumnias que tus ministros escupieron al espejo.
¿Lucifer eres?  -¿Mi hermano? ¿Mi reflejo?

Pues bien…
Ofréceme algo a cambio de mi Alma, -No sé… un paisaje, un resplandor, un nuevo viento-
Ofréceme las nubes en mi piso, el Cielo en mi sendero… - Ofréceme el techo de mi pensamiento –

Mis brazos en cruz –Mis brazos en cruz abortan cada uno de tus intentos –
Mis brazos en cruz, añoran los días en que el rezo era el lamento…

Y… ¡Maldición!  No me ofrezcas mas la luz de mis ojos, la estrella buscada ni el camino cierto.

No me ofrezcas más… El fuego del Cielo, la paz del Infierno, la armonía del cuerpo…

Ya caminé los senderos de brasas, ya he sorteado las cadenas del tiempo, ya he amado el deseo…

¡Maldición! –Ya los conozco a todos-
¿Qué manzano parirá la flor, para que me aparte de mi sacrílego sendero?

Ya los conozco a todos  - Ya me he inmolado, en cada uno de mis sueños -
FOTOGRAFIA:   MISHA GORDIN



No hay comentarios:

Publicar un comentario

MIS BLOGS PREFERIDOS

Seguir por correo electrónico