domingo, 1 de febrero de 2015

" Mortuus aliquid! "

Queda tan lejos pedir;
…Y tan cerca saber que no hay…
A: PIZARNI

Una flor en la tumba equivocada.
Un lamento genuino que invocaba a la Nada.

Y nada más aquí. Y nada más que la Nada.

¡Satanes de mil Satanes coagulándose en tus Cielos!
¡Infiernos de mil Cielos esfumándose en tus “nanas”!

Muerto vos. Muerto yo.
MUERTOS NADA

La tinta de las lágrimas hacen surco en las miradas 
–tus miradas -
La sangre de las líneas hacen rieles en mis palabras
-tus palabras-

Cuentan, que cuentan, que alguna vez contaron; que un duende maldito parió poesía en todos los radios. -Dígase México. Uruguay. Perú. - Dígase el confín de los arteros mundos.-

Cuentan, que cuentan, que alguna vez contaron; que había un viejo/niño; un niño/viejo; capaz de explicar una leyenda indígena desde el jugo de su fruto-
Dígase Oráculo. Dígase Hoz. Dígase la palabra de Sub-Mundo.

¡Ojos de pájaro!   ¡Mirada de luz!
Los puñales de tus alas aniquilan al Mundo Insulso. Los algodones de tus garras acarician nuestros muslos…


Una flor en la tumba equivocada.
Un trapecio en el trapecista de la Nada.

Y nada más abajo. Y nada más abajo que el Infierno.

¡Dioses de mil Dioses fermentándose en tus suelos!
¡Aguas de mil Suelos licuándose entre tus dedos!

Onírico yo. Etéreo vos.  - Almas flotantes del mismo Limbo. -
MUERTOS NADA.

¡Las uñas de la Muerte no llega a rasguñar la piel de nuestras verdades!
¡Las venas de la muerte es incapaz de transportar la sangre de tus edades!

Cuentan que cuentan, que alguna vez contaron, que sobre una fogata rodeada de brujos ardía la risa más risa de todas.
Dígase queja. Dígase enseñanza. Dígase cordura.

Cuentan que cuentan, que alguna vez contaron, que un fantasma inundaba de poesia los dedos esteriles de cada una de sus Musas.
¡Reptil de mil maneras! ¡Chaman de mis mañanas!
- Las huellas sobre la niebla, aullan tu palabra. -

Muerto vos. Muerto yo.
MUERTOS NADA

Cuentan, que cuentan, que alguna vez contaron, que alguien incrustaba una flor en la tumba equivocada.
Digase yo.
Cuentan, que cuentan, que alguna vez contaron, que alguien escupia lagrimas a un poema vomitado.
Digase ( Nuevamente ) yo.



Una puñalada de lamentos a penetrado, como tornillo, sobre mi Alma.
Un escozor innombrable, ha dejado sin vocales a mis palabras.

¡Ojos de pajaro! ¡Ojos de Luz!

Hay una flor en la tumba equivocada….

Muerto vos. Muerto yo.
MUERTOS NADA

¡¿Cómo explicarte que la ausencia, es mas profunda que la puñalada?!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

MIS BLOGS PREFERIDOS

Seguir por correo electrónico