viernes, 8 de mayo de 2015

" Simplices "

                                                                                “Todas las hojas son del viento…”
                                                                                                            L.A.Spinetta


Una tenue brisa,  un tenue resplandor. Y dos almas que se des-prenden de la tierra en que enraizaron. 
Un giro del Sol, un cerrar los ojos del Cielo. Y dos almas que se des-gajan en un fluir de jugos insurrectos. 
¡Dame la mañana de Dios! Gritábamos al viento de nuestros miedos.
¡Dame la tarde de Sol! Murmurábamos al oído de nuestros aciertos.

Y nada más.

El techo del mundo es una seda azul que se pasea como oxigeno por las narices de nuestros peros.
Y el suelo del mundo es un crisol de estrellas que se esparce libre por un poema.

Y es todo..

Solo tu cuerpo, Amor. Solo tu cuerpo yaciendo a mi lado después del día perfecto.

La raíz –de la herida-
Alimenta –a borbotones-
Las venas – que mis noches-
Han robado –al olvido-

Sobre mi piel yace el tiempo que tus péndulos marcan. 
Sobre mi Alma sobrevuela el Aura que tus fantasmas enmarcan.

¡ Y yo tan raíz.!
¡ Y vos tan comarca!

Una tenue brisa –un huracán – y dos Almas que se encuentran en la vorágine del Verbo.
Un giro del Cielo, un cerrar los ojos al Sol, y dos Almas que se coagulan en un momento.

¡Dame la mañana de Dios! Gritábamos al viento de nuestros miedos.
¡Dame la tarde de Sol! Murmurábamos al oído de nuestros aciertos.

Desprendidos del Cielo Azul. Abortados del Mundo perfecto.

Viajaremos directo al amor.
O viajaremos directo al Infierno…

¡Y nada más!

Habitaremos el orgasmo sobre una cama, como telaraña que nos regala el tiempo.

Suspendidos sobre el fragor del orgasmo, volaremos el aire. La tierra. 
Volaremos la arena del Tiempo.

Recuéstate sobre la herida, Amor. Recuéstate sobre la herida
- Todos mis míos son tuyos; todos tus tuyos son nuestros… -

Ignorantes somos, durante el Amor…
-Ignorios somos-

TODAS LAS HOJAS SON DEL VIENTO…

2 comentarios:

  1. Cuando quieres a alguien no existe nada más en la inmediatez, parecemos ciegos, solo vemos al otro, no pensamos en las consecuencias, ni en los aciertos, o el tiempo, tan solo existe el rostro y el alma de nuestro amado. Me gusta mucho cómo expresas esos giros de amor, el erotismo, las metáforas, la estructura de las estrofas, el ritmo y la cadencia...Muy bello y sentido, como siempre.

    ResponderEliminar
  2. qué hermoso poema poeta,y que hermoso poeta poema.

    ResponderEliminar

MIS BLOGS PREFERIDOS

Seguir por correo electrónico